Soluciones a problemas frecuentes con las máquinas de coser.


Para los que nos dedicamos a coser el funcionamiento óptimo de las máquinas de coser ya sean manuales o eléctricas es fundamental para nuestras actividades. 
En este post te hacemos una lista de los problemas más comunes que nos encontramos en las "máquinitas"  te sugerimos como solucionar. 

1. CÓMO AJUSTAR LA TENSIÓN

No cambie la tensión una vez que esté bien regulada, excepto cuando se va a fruncir o cuando se van a dar puntadas decorativas sobre la tela, pues, si no, ésta empezara a arrugarse.
Los puntos irregulares o sueltos y las arrugas en la tela son causados por una tensión desajustada. Si aparecen en la parte superior de la tea, es señal de que la tensión inferior está desajustada y viceversa.


Al ajustar la tensión, empiece siempre por el tornillo que regula la superior, que se encuentra encima de la aguja (en la mayoría de las máquinas). La tensión inferior sólo se debe ajustar como último recurso, pues es difícil de hacer. Para ajustar la tensión, siga las instrucciones del manual de su máquina.
Si aún tiene problemas con la tensión, comprueba si está utilizando el hilo adecuado a la tela, si la aguja está colocada correctamente y no está dañada o embotada, si la palanca de tensión está en su sitio y si la tensión de la canilla es la correcta.


2. EL HILO SUPERIOR SE ROMPE

Compruebe que ha insertado la aguja correctamente.
Mire si ha enhebrado la aguja correctamente.
Revise todas las partes por donde pasa el hilo; si alguna está dañada o áspera puede ser la causa de la rotura del hilo. Reemplace la parte dañada, si es necesario.
Asegúrese de que la aguja no está embotada o rota
Mire si la aguja no es demasiado fina para el hilo.
El hilo puede estar deteriorado o quizás de mala calidad; utilice hilo nuevo de buena calidad.
Puede haber un nudo en el hilo; tire del hilo hasta asegurarse de que el nudo haya pasado por el ojo de la aguja

3. EL HILO INFERIOR SE ROMPE
Puede haber insertado la canilla incorrectamente.

La canilla puede tener demasiado hilo.

El agujero del pie de la aguja puede estar dañado o algo áspero. Cámbielo si es necesario.

Pase la punta de la aguja de su máquina sobre su uña, si está buena no debe dejar arañazos en la uña.


4. EL HILO DE LA CANILLA NO PASA CON FACILIDAD

El porta bobina o canilla puede estar mal enhebrado; mire el manual de instrucciones para estar totalmente seguro.









5. LA TELA SE ARRUGA AL COSERLA

Si la tela es fina o muy ligera, las puntadas pueden ser demasiado grandes; hágalas más pequeñas.
Reduzca la presión sobre la tela, pues puede afectar la tensión.
Si la tela es muy compacta, las puntadas pueden ser demasiado cortas; ajústelas.
La aguja puede ser muy grande para la tela; cámbiela por otra más fina.
Revise la canilla; el hilo puede estar mal colocado. Rebobínelo de nuevo si fuere necesario.
Compruebe si la tensión de las puntadas está bien ajustada.

INSTAGRAM FEED

@momovipro